10 consejos para mantener tu hogar más fresco en verano sin la ayuda del aire acondicionado

Por fin llegó el verano, los días de playa, las siestas infinitas, las cenas en terraza y las noches de chiringuito. Podríamos decir que es la época del año soñada por todos, pero el calor extremo no siempre es bienvenido.

Tips Hogar Fresco en Verano

Para combatir los días más calurosos del año, te dejamos este post con unos sencillos tips que te ayudarán a mantener la casa fresca sin arruinarte cuando llegue la factura de la luz.

1. Bajar las persianas.

Mantén los interiores a oscuras durante el día. De este modo, conseguiremos que descienda la temperatura interior y evitamos que la casa se convierta en un invernadero.

2. Pon atención a los tejidos.

Fuera alfombras y tejidos invernales. Por el contrario, utiliza telas blancas, suaves y frescas sobre la cama, sofás, sillones… Los colores claros o estampados florales dan más ligereza e influyen en la sensación de calor.

3. Ventilación cruzada.

Si creas corrientes de aire, conseguirás mantener la casa fresca, al menos para poder conciliar el sueño durante las noches más tropicales.

4. ‘Feng Shui’ veraniego.

Evita colocar la cama junto a una ventana o pared que reciba sol durante el día. Ten en cuenta la orientación de cada estancia para colocar el mobiliario y, de este modo, conseguirás un hogar más fresco.

5.Luces apagadas.

Mantener las luces tenues o apagadas también ayudará a conseguir que las estancias no absorban tanto el calor.

6. Verde que te quiero verde.

Incorporar plantas de interior, mantenerlas y regarlas aportará frescor a nuestro hogar. Asimismo, si tienes jardineras en ventanas, balcón o jardín, riégalas a última hora de la tarde y sentirás como se refresca el ambiente en el interior.

tips consejos hogar fresco en verano 2019

7. Viviendas de varias plantas.

Si tu casa tiene varias alturas, lo mejor es instalarse en la planta baja o pasar la mayor parte del día en ésta.

8. Ventiladores de techo.

Los ventiladores de techo crean un efecto de aire fresco y son mucho más económicos que el aire acondicionado. Deben de programarse de forma que giren en sentido contrario a las agujas del reloj, de esta forma, el aire caerá directo y te sentirás más fresco.

9. Limita las fuentes de calor.

Apaga los electrodomésticos y aparatos electrónicos que no estés utilizando, son una fuente de calor innecesario además de suponer un gasto energético.

10. Un correcto aislamiento.

Una vivienda mal aislada hace que las temperaturas asciendan durante la temporada estival y deje de ser eficiente energéticamente. Un correcto aislamiento ayudará a mantener el hogar más fresco en verano y a mantener el calor durante el invierno.

Si ya hemos puesto en práctica todos estos consejos, solo nos queda refrescarnos en la playa, piscina y/o con duchas frías, e intentar disfrutar de la que muchos consideran, la mejor época del año.

Y tú, ¿cómo mantienes tu casa fresca en verano?