Locales en Orihuela

Dirección:
C/ Lagunas de Ruidera - C.C.Via Park - , 3189
Ahora desde:
98.800
Baños
2
Dormitorio
0
Superficie
88
Reservado
N
REF:
SOLOrihuela
Tipo
Tipo de obra
Obra nueva

Descripción

ACCESOS A ORIHUELA La Autopista AP-7 y la Autovía Alicante-Murcia (salidas 80 y 81) tienen acceso a Orihuela, municipio al que se llega, también, por la Autovía Madrid-Alicante. El aeropuerto de Alicante se encuentra a 30 minutos, mientras que el de Murcia, a tan sólo 20. Monumentos histórico artísticos, dieciséis kilómetros de costa, seis museos, más de diez mil palmeras, treinta pasos procesionales y un poeta. Estas cifras dan una noción del atractivo de Orihuela. Pero, además, son datos acompañados de calidad y reunidos en un término de largas playas y recónditas calas, en el que se respira y se &amp amp amp amp amp quot guarda&amp amp amp amp amp quot la historia. Un municipio, &amp amp amp amp amp quot su pueblo y el mío&amp amp amp amp amp quot , que dio cobijo a los primeros poemas de Miguel Hernández, quien plasmó sus nostalgias de la fértil huerta que lo rodea. Orihuela ofrece una atractiva fachada marítima que es una suma de recoletas calas, playas de arena dorada, cuidadas urbanizaciones y dos recogidos puertos deportivos. De norte a sur, una animada cala y una playa abierta, ambas con servicios y un cuidado paseo marítimo, dan paso a una serie de pequeñas calas perfectas para bucear en sus transparentes aguas. La playa de la Zenia es un buen escenario para el windsurf y, entre ésta y Cabo Roig, de nuevo aparecen preciosas calas. A los pies de Cabo Roig, un club náutico ofrece los servicios de escuela de vela ligera y windsurf y entre éste y el puerto deportivo Campoamor se abre una amplia playa siempre salpicada por velas de windsurf. En el extremo sur, la playa de Mil Palmeras se funde con la del vecino municipio. La oferta náutica se completa con tres excelentes campos de golf situados a escasos metros del mar. La cocina de esta tierra es eminentemente tradicional y sus delicias gastronómicas van desde platos huertanos como el cocido con pelotas, migas, arroz de los tres puñaos, altabellacos, cucurrones, gachasmigas, trigo picao, mondongo, olla gitana, guisado de almóndigas, potajes diversos, arroz clarico, arroz con verduras, con conejo o con cualquier otra variedad hasta el sabroso arroz con costra, plato cuyo origen se disputan diversas poblaciones del Bajo Segura y del Bajo Vinalopó. Hay que destacar la gran calidad de embutidos de elaboración local: morcillas de verano, morcilla de cebolla, morcilla de pícaro, morcón, blanco, longaniza blanca y roja. Entre los entrantes típicos de la zona tienen especial interés los salazones: bonito, mojama, hueva y atún. En el litoral, el pescado asume gran parte del protagonismo, pudiendo el visitante degustar platos como: caldero, arroz a banda, paella de mariscos, mújol o dorada a la sal, asado de pescado o simplemente pescado a la plancha. Entre los postres, aparte de la gran variedad de frutas, sobresale la repostería local. Aunque existen algunas pastelerías de reciente creación, la mayoría de ellas mantienen en sus productos una tradición artesanal que en gran medida es de origen árabe. Donde esta tradición se ha mantenido en un estado de mayor pureza ha sido en los conventos de clausura, donde todavía se pueden comprar a través del torno exquisitos pasteles de gloria, zamarras, chatos, pezuñas, valarinos, tortadas de yema, almojábanas, etc. Muchos dulces son típicos de una época determinada: las almojábanas y las bolas de San Antón, los paparajotes y buñuelos por Adviento, las yemas y acaramelados por Semana Santa, las gachas con arrope y calabazate por Todos los Santos y las toñas y mantecados por Navidad. Orihuela cuenta con una completa oferta de restauración donde disfrutar de todos estos suculentos platos y, así, recuperar fuerzas para realizar las múltiples actividades que ofrece la Ciudad.